Saltar al contenido
restaurantesconreto.com

1º CONCURSO DE PINCHOS DE LA FERIA DE ALBACETE




Concurso de Pinchos en Albacete

El 1 de enero de 2017, un nueva gerencia cogió un local de la conocida franquicia de restaurantes Lizarrán situado en la calle Martínez Villena número 15 de Albacete, y aunque mantiene el espíritu y el tipo de comida que ofrece, ahora se llama THE TAPA NEGRA GASTROTAPERÍA.

Para los que no conozcan la franquicia Lizarrán, es una cervecería donde, al más puro estilo del país vasco. Consiste en tomar bebidas y cogiendo pinchos de la barra y guardando los palillos de cada pincho en un vasito. Al final, cuando pides la cuenta, el camarero cuenta los palillos y suma la cantidad total que has comido.

Es un sistema muy práctico, pero por otra parte peligroso para gente de buen comer.


Joe Burgerchallenge y los Pinchos

Joe Burgerchallenge nunca se ha declarado fan de este estilo por una sencilla razón. Para un comedor sin fondo como Joe Burgerchallenge, sale excesivamente caro comer en un Lizarrán, porque podría comerse toda la barra. Si lo piensas, te están dando un rebanada de pan con un poco de comida encima. Si lo metemos en un bocadillo, te cobrarían 4 o 5 euros por el bocadillo. Al concentrar tantos ingredientes encima de cada rebanada de pan, pues sale más caro, y está más elaborado y eso está claro que se paga.

No queremos decir que no nos guste pagar por comer o que no queramos ir a un sitio de este estilo porque es caro. (En San Sebastián por ejemplo es muy caro). Lo que queremos decir desde Restaurantes Con Reto es que no compensa si te tienes que gastar 30 euros en comer pinchos, para eso preferimos decantarnos por otras opciones. Pero eso es simplemente porque nosotros somos más aficionados a la comida gigante y los restaurantes con reto. Para una persona con un apetito normal, que se coma 4 o 5 pinchos y se tome un par de cervezas, sin duda es un planazo.

¿Pero y si te dijeran que puedes comer todos los pinchos que quieras y sin pagarlos? Entonces no cabe duda de que este sería el lugar favorito en el mundo de Joe Burgerchallenge para comer. Eso es como un sueño hecho realidad, una tabla preparada con pinchos distintos donde puedes comer lo que quieras y sin límite.


La Historia

Unas semanas atrás, uno de los suscriptores de Joe Burgerchallenge nos envió por el Facebook de Restaurante Con Reto un enlace en el que anunciaban en un bar de Albacete un concurso de comer pinchos. Nosotros trasteamos mucho por ahí y seguimos muchas páginas de lugares que hacen este tipo de retos y concursos para compartir su contenido en restaurantes Con Reto, pero no nos podemos enterar de todo, por eso apreciamos que los suscriptores nos cuenten estas cosas cuando se enteran.

Empezamos a leer las normas del concurso y consistía en comer tantos pinchos como puedas en 15 minutos, los tres que más coman tienen premio y vimos que para participar había que compartir la publicación en tu muro de Facebook y después entrabas en un sorteo. Esto suponía que si lo hacía, Joe Burgerchallenge tenía una oportunidad mínima para participar, pues llegó a compartirse por más de 300 personas, entre los que había que elegir 12 concursantes.

Así que llamamos a Juan Vila, el propietario deTHE TAPA NEGRA GASTROTAPERÍA, y le propusimos que me invitara a Joe burgerchallenge a participar para hacer un video para Youtube y para establecer un récord, puesto que según tenemos entendido en Restaurantes Con Reto, nunca antes se ha hecho en España un concurso con este tipo de pinchos con palillo, y si no se ha hecho en España, dudo que se haya hecho fuera con una comida tan típicamente española.


Juan accedió e invitó a Joe Burgerchallenge a participar con la condición de que, como obviamente era una victoria fácil para él al tratarse de un concurso amateur, le regalarían una camiseta, pero no tendría opción de ganar ninguno de los premios. Planazo.


El día del Concurso

Por sorteo eligieron a los 12 concursantes, pero claro, compartir es muy fácil. Después, cuando nombraron a los seleccionados hubo muchas bajas. Alguno se asustó. Esta forma de fomentar la participación en un concurso para dar publicidad a tu restaurante está muy bien, pero no deja de ser un problema a la hora de que los participantes se presenten. Por un lado, no han pagado nada. Si no van les da igual. Por otro es demasiado relativo a la hora de seleccionar gente. Nosotros en Restaurantes Con Reto propondríamos para una próxima edición que además de compartir en público etiquetaran a alguien que coma mucho o den algún tipo de explicación o motivación para participar.

Aún así, no se presentaron todos los concursantes y finalmente eran 9. José Julio Embajador, responsable del grupo EMBAJADA DE MARCA, fue el encargado de dirigir el concurso en el local. Explicó las reglas, que son las siguientes. Comerse el pincho completo, no se podía dejar nada y sólo contaban los pinchos completos. Que sólo se podía beber agua, sin límite. Que una vez transcurridos los 15 minutos, no se podía introducir más comida en la boca, pero se podía tragar lo que tuvieran. También explicó los premios. Primer premio una cena para dos valorada en 50 euros. Segundo una comida de fin de semana. Tercero una caja de vinos del patrocinador Bodegas ALCARDET.


Comienza el concurso

Los pinchos tenían una pinta increíble. Joe Burgerchallenge pensaba que 15 minutos se iban a hacer muy cortos y que debería ser de una hora. Otra de las normas, es que era imprescindible seguir el orden establecido de platos. Cada plato contenía 5 o 6 pinchos. Del plato se podía elegir el orden, pero cada plato iba en riguroso orden. Así controlan más o menos por donde iba cada uno y que todos estuvieran en igualdad de condiciones. En total, tenían preparados para servir 28 pinchos distintos. 18 fríos y 10 calientes.

La mayor dificultad que encontró Joe Burgerchallenge en este concurso fue que el pan estaba muy tostado. Esto quiere decir que está duro y que hay que morderlo y masticarlo bien para poder tragarlo. Si lo haces muy deprisa puedes hacerte daño en el paladar. En el video podéis ver que lleva un ritmo lo más rápido posible, pero disfrutando. Tampoco quería meter comida en la boca y tragar sin disfrutar el sabor. Eso está bien en un concurso de perritos donde todo el tiempo comes lo mismo. Era un buen momento para disfrutar de la comida. Tampoco hizo ningún tipo de preparación especial. Una comida de 15 minutos no le iba a dejar completamente lleno.

Los pinchos fríos eran un auténtico placer, una excelente combinación de ingredientes frescos y naturales. Se podía disfrutar de los pinchos que llevaban tomate cherry, Tortilla, mojama, salmón, foie, ensaladilla, pimientos, queso de cabra, anchoas, jamón… una locura. Después vinieron los pinchos calientes. Las croquetas o los pinchos de lomo entraban muy bien, pero el pincho de chistorra y el de morcilla fueron un auténtico desafío.


Los concursantes

De los concursantes, el único que vimos con posibilidades de seguir el ritmo y que sería un estupendo fichaje para la Liga de Restaurantes con Reto fue Sergio Villaroya. Sergio parece un tío muy majo, y se notaba a simple vista que es deportista y está en forma. Necesario para ser un buen comedor de competición. Según tengo entendido hace Triatlón, y para eso hay que alimentarse bien. De hecho aguantó el ritmo bastante bien. Después de dos platos, Joe Burgerchallenge le llevaba sólo un pincho de ventaja. Iba muy bien, pero al final bajó un poco el ritmo. Aun así fue el ganador del premio de la cena valorada en 50 euros con 22 pinchos consumidos.

Antes de comenzar el concurso, Joe Burgerchallenge puso un publicación en Instagram para que la gente apostara por cuantos pinchos se iba a comer en 15 minutos. Fue muy divertido y hubo mucha participación.  Algunos avisaron que tuviera cuidado con la textura del pan, que no es como el de las hamburguesas. Eso ya nos quedó claro. Muchos apostaban por una cifra en torno a los 30 calculando 2 por minutos. Alguno apostó que se comería 145, no sabemos como haría los cálculos. Pero hubo uno que acertó de pleno y sale nombrado en el video de Joe Burgerchallenge en Youtube. Finalmente fueron 29, la vuelta de 28 entera y una más en los últimos segundos.

Uno de los concursos más placenteros en los que se ha visto involucrado Restaurantes Con Reto. Todo muy bien organizado. Lástima que Joe Burgerchallenge tuvo que regresar a casa, no pudo ir a la Feria de Albacete a comer panochas como dijo Sergio. Aunque no tuvo derecho a premio, sólo a la camiseta, esto ya cuenta como victoria 48. Y ahora Joe Burgerchallenge ostenta el RÉCORD DE ESPAÑA DE COMER PINCHOS DE BAR EN 15 MINUTOS. La cifra son 29. Desde Restaurantes Con Reto os invitamos a intentar superarlo.

Recordad que siempre tiene que estar grabado al completo para que sirva como acreditación. Si lo haces lo compartiremos en Restaurantes Con Reto. No vale montarse los pinchos en casa porque entonces puedes jugar con los ingredientes y con las cantidades y el pan. Tiene que ser pinchos de bar. El año que viene, en septiembre, Restaurantes Con Reto y Joe Burgerchallenge estaremos allí para superar este récord.


El video